PICADURAS DE POLILLAS » Medidas y tratamientos

Cuando oímos la palabra polilla inmediatamente pensamos en insectos fastidiosos y dañinos. Hay algunos tipos de polillas que causan daño en la piel de las personas, ante las picaduras de polillas, ¿qué hacer? Conoce aquí todo lo que necesitas saber en el caso de un ataque de este insecto.

¿Cuáles son los tipos de polillas que nos causan daño?

Las polillas son insectos que cuando se introducen en los hogares se convierten en plagas. Causan daños en la ropa, los alimentos, muebles y libros. Son un dolor de cabeza para la industria alimentaria porque producen daño en algunos cultivos y en producto terminado.

En nuestra cocina podemos tener infestación de un tipo común de polilla llamada palomilla bandeada. Si no tomamos las medidas para su control tendremos pérdida de la calidad nutricional de nuestros alimentos.

Las polillas de la ropa causan daño en las prendas de vestir elaboradas con tejidos naturales como lana y algodón. Esto es debido a que encuentran una fuente prometedora de alimentos en ello. Así, es muy desagradable descubrir un daño por polilla en nuestra ropa y es necesario tomar medidas urgentes para su control.

Se considera que las polillas no causan daño directo sobre la salud de las personas, pero existe una excepción. Se trata de la oruga de la polilla de franela, también llamada oruga peluche o gusano pollo. Su nombre se debe a que está totalmente cubierta de pelos como un peluche.

Este pelaje le da un aspecto algodonoso a la oruga ¡Pero que no te engañe esa apariencia tan tierna! Su tamaño es de una pulgada aproximadamente y su pelaje contiene espinas venenosas que causan reacciones muy dolorosas en la piel humana.

¿Dónde habitan las orugas de polilla peluche?

Esta polilla se encuentra en bosques con árboles como el ciruelo y el roble. Lo preocupante es que también puede frecuentar los jardines con hiedras y rosales para depositar sus huevos. De esta manera estamos expuestos a la picadura de la oruga cuando realizamos actividades en el jardín.

Puedes ubicarla ampliamente distribuida en América. Se halla mayormente entre Virginia y el norte de Florida, México y países de América central. Siendo también reportada en Venezuela, Colombia, Perú, en zonas boscosas de Ecuador y al norte de Argentina.

Ante la picadura de la oruga de polillas, ¿Qué hacer?

Cuando se roza o presiona accidentalmente sus pelos urticantes y venenosos se incrustan, causando ardor y erupción cutánea. La reacción casi siempre es local. Pero en algunos casos produce náuseas, dolor de cabeza, y malestar abdominal.

Como medida de primeros auxilios se aconseja retirar los pelos incrustados en la piel. Una manera práctica de hacerlo es utilizando una cinta plástica adhesiva de oficina. Aunque la zona estará muy sensible esta medida es recomendada para retirar la fuente de irritación de la piel.

El cuadro se complica cuando aparecen algunos de los otros síntomas que ya mencionamos, en estos casos debes acudir al médico sin demora. Cuando sólo se trata de una reacción local en la piel existen varias técnicas que te ayudarán a disminuir el dolor y la irritación:

  • Aplicación de una solución compuesta a base de bicarbonato de sodio.
  • Aplicación de calaminol.
  • Aplicación de frío utilizando una compresa de hielo.
  • Colocar lodo en la picadura hasta cubrirla y dejar actuar hasta que disminuya la irritación.

En algunos casos, cuando estos tratamientos caseros no disminuyen el dolor y la irritación se recomiendan otros métodos. Los antihistamínicos orales y la crema de hidrocortisona disminuyen considerablemente la reacción inflamatoria. No obstante, debes asegurarte de no presentar alguna alergia a estos medicamentos. Lo ideal, será recurrir a tu médico de cabecera.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…